¿Cómo tomar el control de los gastos variables de tu empresa?

No dejes de controlar tus gastos variables, ya que en la buena gestión de todos los gastos está el secreto de la eficiencia en la contabilidad de tu empresa.

Lo que debes conocer sobre los gastos variables

Definición de gastos variables

Gastos variables incluyen las materias primas, gastos laborales directos y otros gastos que se utilizan para la producción de los productos y servicios de la empresa. Otros gastos variables pueden ser, por ejemplo, impuestos específicos,  los envases y embalajes utilizados para el producto o gastos derivados de calcular el consumo de gasolina.

Como su propio nombre indica, se trata de unos gastos que varían en el tiempo. Los gastos variables son aquellos que están directamente relacionados con el volumen de producción y/o ventas de tu empresa. Esto significa que, a medida que la producción y las ventas aumentan, también lo hacen los gastos variables en tu cuenta de gastos.

No viene mal repasar un poco la diferencia de los costes fijos con respeto a los costes variables para no confundir los conceptos:

Gastos fijos vs variables

Los gastos fijos, a diferencia de los variables, son aquellos gastos financieros que existen siempre en la empresa, incluso si no se hicieran negocios. Pueden incluir los gastos de alquiler de edificios/oficinas y los gastos de administración y, en principio, estos gastos no suben ni bajan según la actividad del negocio.

Por ejemplo, una tienda debe pagar sus gastos de alquiler y de electricidad, incluso si no vende nada. También se pueden incluir como fijos los gastos de seguros, servicios públicos, impuestos, y gastos administrativos.

Los costes o gastos fijos de una empresa son aquellos que se tienen que asumir de forma periódica e independientemente de su volumen de trabajo o facturación.

Características de los costes variables

Las características del coste variable son:

  • Si la producción de artículos, bienes o servicios se anula, los costes variables desaparecen.
  • La cantidad de costes variables tenderán a ser proporcionales a la cantidad de bienes producidos.
  • Los costes variables no dependen del tiempo sino, como ya hemos comentado, del volumen de negocio de la empresa.
  • Este tipo de gasto se puede controlar y gestionar a corto plazo.  Muchos de ellos serán gastos deducibles.

Ejemplos de gastos

En conclusión, los gastos variables pueden ser muy dispares según el tipo de empresa o PYME en particular. En cualquier caso, existen una serie de gastos variables que suelen asumir todas las empresas, independientemente del tipo de negocio al que se dediquen. Los más comunes son los siguientes:

Compra de materias primas, productos semi-terminados o productos terminados
Si tu empresa produce un producto, este es el variable relativo a todo aquello que necesita para producir ese producto (ya sea el producto en alguna de sus partes o la materia prima que necesites para producirlo).

Gastos de transporte de las materias primas, de los productos semi-terminados o de los productos terminados que tu empresa adquiere para poder manufacturar tu producto o para venderlo directamente
Aquí hay que sumar como gasto variable el transporte en el caso de que tengas que enviar el producto al cliente final.

Servicios subcontratados
Este es el variable relativo a las actividades que tu empresa necesita subcontratar para poder producir tu producto o para poder ofrecer tu servicio.

Comisiones
Por uso de datáfono (en el caso de que tu venta se realice con tarjeta de crédito), de PayPal (si permites el pago a través de este servicio online) o cualquier otra plataforma de pago de tu e-commerce.

Descuentos sobre ventas
Si tu negocio realiza descuentos dependiendo del volumen de compra, este es un gasto variable a tener en cuenta.

El coste variable puede ayudar a comprobar los resultados económicos de una empresa o negocio ofreciendo una información exacta del comportamiento del mismo: si la actividad de producción aumenta, este tipo de gasto también se incrementará y, viceversa, si aquélla disminuye o cae, el coste variable responderá de modo similar.

Adelantarte a los desafíos con los gastos variables

Entender que se consideran los gastos variables, puede ayudarte a anticiparlos de alguna manera y a afrontarlos cuando ocurran. Debes tener siempre una previsión de fondos de tu empresa por si hay variaciones con este tipo de gastos.

El inteligente manejo que tenga una empresa de sus costes variables la convertirá en una organización mucho más competitiva. Antes de crear una empresa, es conveniente conocer de la forma más cercana posible este tipo de gastos, para poder calcular las ventas necesarias que le permitan subsistir.

Maneja tus gastos variables y los otros tipos de gastos, todo en un mismo sitio

Soldo no solo es más fácil de configurar; es una solución completa de gastos que te permite realizar un seguimiento y administrar todos los aspectos de las finanzas de tu empresa.

Al igual que los gastos fijos, los variables pueden ser manejados con mucha facilidad desde la plataforma Soldo.

Ventajas que podrás disfrutar con Soldo utilizando nuestra plataforma

Simplificación de gastos con una plataforma integral

Monitoriza las transacciones seguras en tiempo real en la plataforma de Soldo para escritorio y aplicación móvil.

Soldo te ofrece tarjetas prepago vara afrontar los gastos variables de tu empresa. Solicita tantas tarjetas como necesites y asígnalas a individuos, equipos o departamentos completos.

Comodidad de las tarjetas de prepago

Con tarjetas prepago, no hay gasto excesivo. Debido a que estas tarjetas están precargadas con una cierta cantidad, no hay forma de que los empleados se excedan del presupuesto. Las tarjetas actúan con su propio fondo, y debido a que no hay conexión con una cuenta de gastos o una línea de crédito, tu empresa no está expuesta a los riesgos asociados con dar varias tarjetas a tus empleados. Añadir saldo, apagar o emitir tarjetas nuevas nunca ha sido más fácil.

Gasto seguro y control optimizado

Con las tarjetas de empresa prepago de Soldo, nunca se tendrán que compartir los datos de la tarjeta. Cada empleado o equipo puede tener su propia tarjeta de pago dedicada con su propio fondo separado. Y si alguna vez pierde o le roban una tarjeta, puede desactivarla de forma remota con solo un clic.

Administración y conciliación agilizada

Nuestros informes de gastos automatizados significan que un empleado simplemente tiene que tomar una foto de su recibo una vez que haya realizado un pago con tarjeta, y todos los datos de gastos se recopilarán en la plataforma de Soldo. El equipo financiero ya no tendrá que revisar montones de recibos y facturas.

Y cuando llega el momento de la contabilidad, las integraciones perfectas de Soldo con software de cuentas como QuickBooks y Xero significan que puede transferir datos en segundos. Y si usa cualquier otro software o app para controlar gastos, estos informes de gastos se pueden descargar y exportar a su programa preferido.

Quizás también te interese…

Gestiona los gastos de empresa con Soldo

Soldo te ayuda a simplificar la gestión de los gastos de empresa, haciendo el proceso administrativo más rápido y transparente.

Consigue Soldo