Gastos financieros de empresas

En este artículo analizamos qué son los gastos financieros y todas sus particularidades. Además, te ofrecemos una herramienta genial para potenciar el control completo de todos los gastos de tu empresa.

Qué son los gastos financieros

Sea que ya tengas una empresa o estés a punto de formarla, es importante que tengas claro qué tipos de gastos puede haber dentro de ella, según diferentes categorías y sus características. En nuestro artículo sobre los gastos de empresa te hablamos de ello y esta vez te invitamos a repasar la materia.

Dentro de un gran listado de gastos, también se encuentran aquellos conocidos como gastos financieros: servicios bancarios y similares. Los gastos financieros son aquellos que se producen como costes por la financiación ajena o por el cobro de servicios de entidades financieras.

Clasificación de gastos financieros

Tipos de gastos financieros

Los gastos financieros más habituales son:

  • Los intereses
    Son los cargos que recibes como consecuencia de un préstamo en dinero (puede ser de parte de las entidades bancarias, entidades de crédito o financieras que hayan prestado dinero a tu empresa). Consisten en la aplicación de un determinado porcentaje (tipo de interés) sobre el importe pendiente de la deuda.
  • Las comisiones
    Son los cargos que cobra a tu empresa una entidad bancaria o financiera por los servicios prestados. Hay comisiones de muchos tipos:

    • Comisiones de apertura de un préstamo
    • Comisión de mantenimiento de una cuenta bancaria
    • Comisión de cancelación anticipada de un préstamo
    • Comisión por cobro de servicios como la utilización de un cajero automático, el pago o cobro de recibos, las transferencias, tarjetas de crédito y otros productos

Ejemplos de diferentes gastos financieros

Para realizar el listado nos apoyamos en la clasificación que establece el Plan General Contable de España. Así pues podemos englobar en esta categoría los siguientes gastos:

  • Intereses de obligaciones y bonos: Importe a devengar en el ejercicio procedente de la financiación ajena instrumentada en valores representativos de deuda.
  • Intereses de deudas: Cuantía a pagar en función de los préstamos recibidos y otras deudas pendientes de amortizar
  • Gastos por dividendos de acciones o participaciones consideradas como pasivos financieros: Importe a devengar en el ejercicio procedente de la financiación ajena, instrumentada en acciones o participaciones de capital que deban contabilizarse como pasivo
  • Intereses por descuento de efectos “factoring”: Montante a pagar por la empresa a la entidad con la que firmó un contrato de factoring
  • Pérdidas de valor de activos financieros: se dan cuando el valor razonable de los activos financieros sufren una reclasificación a la baja o aumenta el valor de los pasivos financieros de esta categoría
  • Gastos por actualización de provisiones: Recursos que se conservan al contraer una obligación con el objeto de guardarlos hasta pagar la factura
  • Pérdidas en participaciones y valores representativos de deuda: Montante fruto de la baja, enajenación, o cancelación de valores representativos de deuda e instrumentos de patrimonio
  • Pérdida de créditos no comerciales: Cuantía procedente de la insolvencia de esta clase de créditos
  • Pérdidas por diferencias negativas de cambio: Aquellas que se producen al cambiar de una moneda a otra distinta de la funcional (euros en España, por ejemplo)
  • Otros gastos financieros: Engloba aquellos gastos no recogidos en los anteriores subgrupos. Un ejemplo son las primas de seguros relacionados con riesgos financieros

La deducción de gastos financieros

A diferencia de lo que suponen los gastos financieros para los particulares, para las empresas, sean autónomos o sociedades, los gastos financieros son gastos deducibles.

Para ello deben ser gastos necesarios para la obtención de ingresos. Si por ejemplo el empresario compra un coche para su uso personal no puede deducirse los intereses del préstamo que ha firmado para su compra, sin embargo, si lo que compra es un vehículo para el desarrollo de su actividad, por ejemplo, una furgoneta de reparto, los intereses del préstamo para su compra sí son deducibles.

Es importante saber diferenciar los gastos financieros de los que no lo son, es decir, si pagamos el recibo de un préstamo lo que estamos pagando son dos cosas diferentes:

  • Una parte es la amortización del préstamo o devolución de una parte del dinero que nos han prestado, esto no es un gasto financiero, ni siquiera es un gasto ya que lo que pagamos en nuestra tesorería desaparece de nuestra deuda
  • Otra parte son los intereses de dicho préstamo, estos sí son gastos financieros

Control de todos tus gastos a solo un par de clics

Olvídate del dolor de cabeza a la hora de gestionar otros gastos de tu empresa como son los gastos de tus empleados: sus viajes, las dietas, las tarjetas gasolina, compras de material o servicios para el desarrollo de la actividad, la caja de gastos menores etc.

Con Soldo, a través de su plataforma integral puedes beneficiarte de una visión de conjunto que facilita el control y maximiza la gestión de estos gastos. Luego, de manera muy sencilla, puedes exportar hojas de gastos y sincronizarlas con tu programa de contabilidad favorito.

De esta manera, podrás unificar los gastos de los empleados y el resto de gastos que se cometen en tu empresa, como los gastos financieros y otros, en un único sitio y sin perder valiosas horas de trabajo.

Conoce la oferta completa de Soldo

Desde Soldo, te ofreceremos una plataforma y aplicación móvil muy eficiente para el control de todos tus gastos en un mismo sitio. Estas son las herramientas con las que puedes contar a la hora de crear tu cuenta:

Tarjetas de prepago para poder controlar cualquier gasto

Puedes asignar cuantas tarjetas prepago desees a tus empleados, a equipos o departamentos y la recarga es muy rápida estén donde estén. Asignas limites específicos y presupuestos concretos para cada tarjeta. Puedes encender o apagar una tarjeta en cualquier momento.

Visualización de cada gasto al instante

Todas los pagos que se ordenen con cualquiera de las tarjetas de tus empleados se registran directamente en nuestra plataforma y puedes sacar diferentes datos de cada transacción.

Sincronización con los principales software de contabilidad

Soldo te ofrece sincronizar tu libro de ingresos o gastos o tu software favorito con nuestra plataforma de control y gestión de gasto. Puedes sincronizar con programas como Sage, QuickBooks, Xero y Netsuite.

Justificación de facturas más simple que nunca

Tus empleados lo tienen muy fácil para justificar cualquier gasto: pueden hacer una foto de su recibo o factura y subirla a la plataforma donde el gasto queda registrado directamente.

Empieza con Soldo desde ya. Te tomará solo unos minutos crear tu cuenta y solicitar tus tarjetas de prepago. ¡No esperes más y mejora la gestión de gastos de tu empresa.

Quizás también te interese…

Gestiona los gastos de empresa con Soldo

Soldo te ayuda a simplificar la gestión de los gastos de empresa, haciendo el proceso administrativo más rápido y transparente.

Consigue Soldo