Gastos fijos de empresa bajo tu control

Estar en control de tus gastos fijos facilita la gestión de tu empresa y te hace ahorrar tiempo y dinero.

Los gastos fijos de empresa

Diferentes tipos de gastos de una empresa

Dependiendo de la categorización que realicemos nos podemos encontrar con diferentes tipos de gastos dentro de la contabilidad de una empresa:

  • Los gastos directos e indirectos
  • Los gastos fijos, gastos variables y marginales
  • Los gastos con flujo o sin flujo

Si estás a punto de emprender, una de las primeras cosas que hay que hacer al iniciar un negocio es identificar cuáles van a ser los gastos fijos y cuales los gastos variables, ya que deberás restarlos directamente de las ganancias que empiece a tener tu negocio.

Los costes fijos

En líneas generales, los costes fijos de una empresa son aquellos que no dependen directamente de la producción, como el alquiler de una nave o el disponer de una flota de coches, que son independientes del volumen de producción o la facturación y que se generan periódicamente.

Los costes variables

En contraposición con los gastos fijos, encontramos los gastos variables. Los gastos variables son aquellos que sí dependen de la producción de tu empresa, es decir, cambiarán si produces más o menos de lo habitual. Si un negocio o una empresa sube, los gastos variables suben y, si el negocio baja, los gastos variables bajan.

Te invitamos a repasar la materia completa en cuanto a los gastos de empresa en este artículo, ya que en esta ocasión vamos a explorar más en profundidad sobre los gastos fijos que se producen dentro de una empresa.

Los gastos fijos de empresas

Qué es un gasto fijo

Los gastos fijos son aquellos que tienen las siguientes características:

  • No se pueden dejar de pagar durante la actividad empresarial
  • No varían en función de la producción del negocio

Son aquellos gastos que hay que pagar de forma obligatoria. Los gastos fijos de una empresa serían, por ejemplo, el alquiler de las oficinas, las facturas periódicas o el salario de los empleados. Estos gastos no varían en función del mes ya que no dependen de la producción de la empresa.

Dependiendo de que tipo de gasto fijo se trate, algunos gastos fijos se deben pagar a mes vencido, y otros sólo una vez al año o de manera semestral o trimestral, como por ejemplo los seguros.

Evidentemente, los gastos fijos dependen del sector al que se dedique la empresa. Los gastos fijos de un restaurante o los gastos fijos de un bar no son los mismos que los de un taller de mecánica o una empresa de publicidad.

No obstante, existen diferentes categorías de gastos fijos donde seguro vas a poder clasificar los costes fijos de tu empresa, ya sean los gastos fijos de una sociedad limitada o de un autónomo.

Algunos ejemplos de gastos fijos

  • Alquileres y cánones: Como por ejemplo el alquiler de oficina, taller o en general, lugar de trabajo
  • Sueldos y salarios: Gastos de personal y gastos laborales
  • Suministros: Como por ejemplo las facturas del agua, luz, comunidad, internet, teléfono, etc.
  • Tasas e impuestos:  Como por ejemplo el IBI o el Impuesto de sociedades
  • Reparaciones y conservación: Como por ejemplo los pagos de las ITV de los coches de empresa
  • Servicios profesionales: Como por ejemplo, gastos de asesoría, abogados, arquitectos, economistas, etc.
  • Seguros: Como por ejemplo, el seguro del local, el del vehículo de la empresa etc.
  • Servicios bancarios: Como por ejemplo comisiones, gastos bancarios e intereses de deudas.
  • Publicidad: gastos en promoción, publicidad o marketing.
  • Seguridad social: La de tus empleados o tu cuota si eres autónomo.
  • Otros gastos: Como por ejemplo, la limpieza.

Por qué es importante mantener el control sobre los gastos fijos

No es ningún secreto que los gastos operativos son una de las mayores preocupaciones de las empresas. La gestión financiera es un mundo que contempla desde los gastos más genéricos a otros más concretos, como la gestión de las hojas de gastos.

La gran ventaja de los gastos fijos es que son previsibles. A diferencia de otros gastos, como los gastos financieros extraordinarios, tener un buen listado de los gastos fijos de tu empresa evitará llevarte sorpresas.

En definitiva, los costes fijos son gastos que permanecen invariables ante cambios en el nivel de producción. Pueden suponer un grave problema para las empresas puesto que, en caso de que la productividad o los ingresos disminuyan, el importe de los costes fijos se mantiene igual, debiendo asumir su pago a pesar de todo.

Por todo esto, es importante que siempre tengamos presentes los costes fijos a la hora de crear una empresa, para que podamos saber cuánto dinero necesitamos para subsistir económicamente.

Cómo Soldo puede ayudarte para gestionar todos tus gastos

Soldo te ofrece una solución completa para poder visualizar, controlar y gestionar los gastos de tu empresa. Se trata de una plataforma y aplicación móvil muy eficiente para el control de todos tus gastos en un mismo sitio, ahorrando horas de trabajo que se gastan para su clasificación y gestión.

La cuenta de Soldo no pretende reemplazar tu cuenta bancaria de empresa sino complementarla, poniendo a tu alcance las mejores herramientas para el control tantos de los gastos fijos como todos los demás tipos de gastos que se produzcan dentro de tu empresa.

Con tarjetas prepago de Soldo puedes estar tranquilo de que nadie gastará de más ya que tu asignas el presupuesto de cada tarjeta y además puedes hacer un seguimiento en tiempo real de todas las operaciones. Tus empleados sentirán seguridad y confianza para poder gastar sus presupuestos y además pueden pedir más dinero si es necesario en cualquier momento y tú puedes hacer una recarga remota al instante.

Todas las funcionalidades de Soldo

Sincronización con los principales software de contabilidad

Soldo te ofrece sincronizar tu sistema de contabilidad favorito con nuestra plataforma de control y gestión de gasto. Puedes sincronizar con programas como Sage, QuickBooks, Xero y Netsuite.

Tarjetas de prepago para poder controlar cualquier gasto

Puedes asignar cuantas tarjetas bancarias prepago desees a tus empleados, a equipos o departamentos y la recarga es muy rápida estén donde estén. Asignas limites específicos y presupuestos concretos para cada tarjeta. Puedes encender o apagar una tarjeta en cualquier momento.

Visualización de cada gasto al instante

Todas los pagos que se ordenen con cualquiera de las tarjetas de tus empleados se registran directamente en nuestra plataforma y puedes sacar diferentes datos de cada transacción.

Justificación de facturas sin dolor de cabeza

Tus empleados lo tienen muy fácil para justificar cualquier gasto: pueden hacer una foto de su recibo o factura y subirla a la plataforma donde el gasto queda registrado directamente.

Empieza con Soldo desde ya. Te tomará solo unos minutos crear tu cuenta y solicitar tus tarjetas de prepago. ¡Mejora la gestión de gastos de tu empresa!

Quizás también te interese…

Gestiona los gastos de empresa con Soldo

Soldo te ayuda a simplificar la gestión de los gastos de empresa, haciendo el proceso administrativo más rápido y transparente.

Consigue Soldo