La tarjeta de crédito virtual frente a la tarjeta de prepago virtual – ¿cuál es mejor?

Las tarjetas de crédito virtuales y las tarjetas de prepago virtuales se han convertido en una opción casi indispensable para muchos responsables de gasto y expertos de contabilidad dentro de una empresa. Aquí te explicamos porque las tarjetas de prepago son una opción más inteligente para una mejor gestión de gastos de la empresa.

Empezar

Definición de una tarjeta de crédito virtual

Empecemos por explicar qué es exactamente una tarjeta de crédito virtual y cómo funciona.

Una tarjeta virtual es simplemente una versión digital de una tarjeta bancaria de plástico. Prácticamente cualquier tarjeta de débito o incluso tarjetas de crédito prepago pueden tener su versión virtual, lo cual implica simplemente una copia de dicha tarjeta en una pantalla, sea en un ordenador o en un móvil. No obstante, cada vez más entidades bancarias ofrecen una tarjeta virtual sin pasar en absoluto por la versión física.

Las tarjetas virtuales se crearon como medida para evitar fraudes o robos de identidad ya que representan simulaciones de tarjetas físicas y ayudan a ocultar los datos de referencia del usuario y su cuenta de gastos asociada a la tarjeta.

Al igual que una tarjeta física de crédito, la tarjeta virtual de crédito funciona de tal manera que los gastos realizados en el mes corriente se cargan en el siguiente mes. El banco “concede” un crédito que está sujeto a devolución con diferentes comisiones y tasas de interés.

La transformación digital y los nuevos métodos de pago

Debido a la situación que aún estamos atravesando con la pandemia, la transformación digital se ha acelerado y ha llegado para quedarse. Esto requiere de nuevas soluciones que permitan controlar el gasto que realizan los empleados, estén donde estén.

Según La Vanguardia, un 93 % de las empresas españolas dice haber acelerado esta transformación, mientras que el 69 % de los líderes de negocio encuestados afirma que se ha tomado algún paso para ello. Los datos son muy claros: las empresas españolas se están modernizando y con ello aumenta la contratación de tarjetas virtuales, tanto de débito como de crédito, igual que la de las tarjetas de prepago virtuales.

Muchas entidades bancarias ofrecen hoy en día  tarjetas de crédito virtuales. Suelen venir con las mismas características que las tarjetas de crédito físicas, sólo que en este caso no precias de plástico, con que la lleves en formato digital es suficiente.

Beneficios e inconvenientes de las tarjetas de crédito virtuales

Uno de los beneficios del uso de tarjetas de crédito virtuales, es que la seguridad que ofrecen a la hora de realizar cualquier compraventa por internet es mucho mayor. No se comparten tantos datos y se minimiza el riesgo de fraude.

El inconveniente a la hora de utilizar las tarjetas de crédito virtuales es que tu equipo de contabilidad no puede tener una visión de conjunto de gastos lo suficientemente detallada y por lo tanto no tiene el control que ofrecen las tarjetas de prepago virtuales.

Ahora mismo, las PYMES buscan herramientas más modernas para poder gestionar los gastos de empresa inherentes a su actividad. Con toda la deslocalización empresarial y el auge del trabajo remoto, es necesario, más que nunca, conocer los gastos de los empleados allá donde estén. Es aquí donde entran en escena las tarjetas de prepago para empresas.

Ten el control absoluto en cada momento con tarjetas virtuales prepago

Si decides entregar tarjetas de crédito virtuales a tus empleados, debes tener a alguien que realice toda la contabilidad de manera manual. Tus empleados tienen que seguir entregando los recibos y las facturas y seguir justificando todos los gastos. Además, tendrás la información y el control limitados sobre los gastos hasta el mes siguiente.

Si utilizas tarjetas de prepago virtuales, podrás ver toda la información en tiempo real. Solo se pueden gastar los fondos depositados en la tarjeta evitando así cualquier gasto excesivo. Si en cualquier momento necesitas recargar, puedes hacerlo desde cualquier sitio en un momento.

Tarjetas de prepago virtuales de Soldo

La característica principal de una tarjeta de prepago es que necesita ser recargada para poder operar con ella. Tus empleados solo pueden gastar la cantidad que has asignado a su tarjeta y no tienen acceso directo a la cuenta bancaria de la empresa. El uso de una tarjeta de prepago es prácticamente igual que el uso de las tarjetas convencionales de débito o de crédito: en todo tipo de comercios, compras online y para sacar dinero en cajeros automáticos.

Además de estas tarjetas inteligentes, algunas de las ventajas añadidas que ofrece Soldo como solución completa para la gestión de gastos de tu empresa son las siguientes:

Datos sobre los gastos en tiempo real

Las tarjetas prepago de Soldo ofrecen muchos más datos que cualquier otra tarjeta de crédito o débito convencional. Puedes ver en tiempo real cuánto se gasta y dónde a través de la aplicación móvil o la plataforma web.

Seguimiento de gastos automatizado

Soldo simplifica el proceso de informes de gastos. Una vez que un empleado ha realizado una compra, todo lo que debe hacer es tomar una foto del recibo, adjuntar los comentarios necesarios y todos estos datos se recopilarán en tiempo real.

Fácil integración con tu software de contabilidad

Las integraciones perfectas de Soldo permiten que puedas transferir los datos a los diferentes software de contabilidad como por ejemplo Xero o Quickbooks, con solo unos pocos clics. Se acabó el relleno de hojas de cálculo manualmente, se acabó la búsqueda entre montones de recibos. Este es el informe de gastos como debería ser.

Reglas personalizables

Con Soldo, tú estableces las reglas sobre cómo se utilizan las tarjetas de prepago virtuales. Ofrece a todos tus empleados su propia tarjeta con sus propias reglas de gasto, o crea una tarjeta virtual para un pago único, lo que aumenta la seguridad al limitar el acceso a los fondos de la tarjeta.

La solución completa con Soldo

Desde el punto de compra hasta la conciliación, Soldo está diseñado para hacer que cada paso del proceso de gestión de gastos sea muy sencillo. Soldo no es un banco, pero es el socio perfecto para optimizar tu cuenta bancaria.

Puedes darte de alta en unos pocos minutos, y estar listo y funcionando con Soldo hoy mismo.

Preguntas frecuentes

¿Es Soldo una tarjeta de crédito?

No. Con Soldo, tus empleados solo pueden gastar los fondos que transfieras a sus monederos. Sus saldos se actualizan en tiempo real y Soldo nunca cobra intereses por las compras. Lo que ves en la pantalla es lo que hay en el monedero en tiempo real.

¿Es seguro Soldo? ¿Qué garantías tengo?

No prestamos el dinero de nuestros clientes ni asumimos ningún riesgo con él. Únicamente accedemos a él para llevar a cabo sus transacciones. Los fondos de los clientes están siempre protegidos, ya que se encuentran completamente separados de las cuentas y los activos de Soldo. El dinero está protegido por el Reglamento de Dinero Electrónico de 2011 de las Comunidades Europeas y el Reglamento de Pagos Electrónicos de 2018 de la Unión Europea, y los acreedores de Soldo no pueden reclamarlo.

¿Cómo se recarga una tarjeta virtual de prepago?

Con Soldo, puedes realizar una transferencia bancaria para agregar fondos a tu monedero de empresa. Luego, puedes enviar ese dinero a cualquier cuenta individual a través de nuestra consola web o aplicación móvil. Puedes realizar recargas en cualquier momento y el pago se procesará al instante. Obtén más información sobre las tarjetas prepago aquí.

Soldo ofrece una alternativa a las tarjetas de crédito virtuales

Las tarjetas virtuales de prepago de Soldo ofrecen una alternativa segura, en la que puedes limitar los fondos y controlar las expensas.

icon suite eu

Una alternativa eficaz a las tarjetas de crédito virtuales

Ofrece las tarjetas virtuales de prepago a tus empleados para gastar de forma responsable. Puedes definir un presupuesto y unas reglas para cada tarjeta.

Recargas remotas

Las tarjetas se pueden recargar desde cualquier lugar y en cualquier momento, para que tus empleados nunca se queden sin dinero.

Gestión de tickets y facturas muy simple

Tus empleados pueden fotografiar los recibos y añadir las facturas, las categorías y más, en la aplicación móvil o la web de Soldo.

Funciones avanzadas muy superiores a las de tu tarjeta de empresa

tarjetas prepago Mastercard®

Tarjetas de prepago Mastercard®

Pide tarjetas reales o virtuales para cualquier empleado, departamento o sitio en solo unos clics.

reglas tarjeta crédito prepagada

Presupuestos y reglas integrados

Define reglas personalizadas que rigen cuánto se puede gastar y dónde en una sola tarjeta.

aplicación gastos tarjeta prepago

Aplicación móvil para empleados

Comprueba los saldos y gestiona las tarjetas; captura los recibos, el IVA y más en el punto de venta.

gestión comprar tarjetas prepago

Consola web y aplicación móvil

Comprueba el gasto en tiempo real en la consola web. Consulta saldos, captura recibos y gestiona tarjetas en la aplicación para empleados.

tarjetas prepago integracion ERP

Integración contable

Exporta e importa datos de transacciones en tu programa de contabilidad.

transacciones tarjetas prepago

Transacciones gratuitas e ilimitadas

Las tarjetas Mastercard® de Soldo no tienen comisión para las transacciones nacionales y nuestra comisión de cambio por moneda extranjera está fijada solo al 1 %.

“En cuanto empezamos a usar Soldo nos dimos cuenta de que era más rápido y eficiente. Nos da mayor seguridad porque confiamos más en Soldo que en las tarjetas de crédito tradicionales para empresas.”

Mark Taylor
Director financiero en Plymouth College of Art

«Desde que empezamos a usar Soldo, ha sido un gran alivio no tener que enviar correos electrónicos o llamar a los bancos cada dos por tres para pedirles que nos aumenten los límites de las tarjetas de crédito. Me encanta la flexibilidad de Soldo: es muy fácil de usar y todo se ve en tiempo real.”

Dennis Koehler
Jefe de pagos y fraude en GetYourGuide

También te puede interesar…