Tarjeta virtual

Optimiza el gasto con tarjetas virtuales

Cada vez más empresas están cambiando el plástico corporativo a favor de una tarjeta virtual de prepago. Así es como funcionan y por qué el prepago es una mejor opción que el crédito.

Nuestros clientes

Miles de empresas confían en la plataforma de gestión de gastos líder de Europa, para ayudarles gestionar sus tarjetas virtuales

Deja atrás el crédito. Las tarjetas virtuales de prepago están aquí para quedarse

La gestión de gastos de empresa ha sido renovada y no hay ni una mota de plástico a la vista. Las empresas inteligentes ahora están cambiando las tarjetas de crédito corporativas a favor de las tarjetas  virtuales de prepago, lo que permite una mayor comodidad, eficiencia y seguridad. Aunque la tarjeta de crédito corporativa ha sido durante mucho tiempo una opción popular, muchas PYMES optan por un sistema de tarjetas prepago. Estas tarjetas podrían hacer que tu empresa ahorre mucho a largo plazo, así que echemos un vistazo a cómo funcionan.

Virtual, prepago, crédito, débito: ¿cuál es la diferencia?

Antes de sumergirnos en la materia de las tarjetas virtuales y explicar cómo funcionan, aclaremos algunas definiciones, porque hay varios tipos de tarjetas que pueden sonar muy similares si no estás familiarizado con ellas.

Tarjetas virtuales

Una tarjeta virtual es simplemente una versión digital de una tarjeta bancaria de plástico. Las tarjetas virtuales pueden compartir los mismos números de tarjeta que la física, pero pueden contener detalles únicos, lo que hace que sus fondos sean aún más seguros. Las tarjetas virtuales minimizan la cantidad de información personal compartida cuando procesas una transacción y puedes recargarlas fácilmente de forma remota. Ya sea que pagues online o en la tienda, las tarjetas virtuales son una forma muy segura de pagar.

Tarjetas de débito

La tarjeta de débito corporativa está conectada a la cuenta corriente de empresa y cualquier transacción realizada por cualquiera que tenga asignada la tarjeta se financia directamente desde esa cuenta. Por lo tanto, el saldo de la cuenta debe poder cubrir la compra; de lo contrario, no se procesará, a diferencia de las tarjetas de crédito.

Tarjetas de crédito

Las tarjetas de crédito funcionan permitiendo pagar cosas que quizás no puedes, o preferirías no hacerlo, con fondos de la cuenta corriente de empresa. Luego, debes devolver esta cantidad durante un período acordado, pero se pueden acumular intereses sobre la cifra, lo que puede ser un arma de doble filo para las pequeñas empresas que buscan minimizar los gastos. Tanto las tarjetas de débito como las de crédito pueden ser físicas o virtuales, y las tarjetas de prepago a menudo se denominan tarjetas de crédito de prepago, aunque no hay crédito involucrado.

Tarjetas de prepago

Las tarjetas bancarias prepago son tarjetas que debes cargar con una cierta cantidad de efectivo así que no hay conexión con tu cuenta corriente de empresa. Tú decides cuánto hay en cada tarjeta y ese límite no se puede traspasar. Con las tarjetas de prepago de Soldo, tienes el control total sobre los gastos y puedes transferir más fondos a cualquier tarjeta en muy poco tiempo. Las tarjetas de prepago virtuales maximizan la seguridad de tus gastos. En lugar de dar acceso a los empleados a la cuenta de empresa o dejar que acumulen deudas, recargas cada tarjeta prepago con un presupuesto asignado. Y debido a que es una tarjeta virtual, no hay nada físico que robar, además de que la tarjeta no se puede rastrear hasta una cuenta bancaria.

Por qué las tarjetas virtuales son mejores para los negocios

Cuando se trata de opciones de tarjetas de pago para PYMES, las tarjetas virtuales de prepago son cada vez más populares y no es difícil ver por qué. Es una opción que soluciona los problemas que enfrentan otros tipos de pago y ofrece a los gerentes una forma efectiva de administrar los gastos.

  1. Seguridad y protección
    Las tarjetas virtuales se pueden utilizar para todas las compras online que normalmente realizarías con una tarjeta de crédito o débito convencional, pero los piratas informáticos no pueden rastrearla hasta la cuenta original. Su exposición también es limitada en caso de fraude, ya que los únicos fondos en riesgo son los que hayas precargado en la tarjeta. Incluso si tu tarjeta se ve comprometida de alguna manera, puedes congelar esta tarjeta de forma remota e inmediata sin tener que ponerte en contacto con tu banco.
  2. Mayor flexibilidad
    Debido a que las tarjetas virtuales se administran completamente online, puedes generar y activar nuevas tarjetas al instante. Al departamento financiero le encantará usar un conjunto de tarjetas online que se adapte a la forma en la que gasta la empresa. Por ejemplo, una tarjeta solo para gastos de viaje o una solo para compras de Amazon o solo para la gasolina (esto también agrega otra capa de seguridad). Las tarjetas digitales también pueden manejar pagos internacionales, desde reservar hoteles en el extranjero hasta pagar a proveedores globales. Tu cuenta puede estar en funcionamiento en menos de un día hábil, sin verificaciones de crédito ni procesos prolongados, y luego puedes generar cuántas tarjetas virtuales desees. Este es un sistema mucho más versátil que los rígidos procesos asociados con las tarjetas de crédito de empresa.
  3. Mayor control sobre el gasto
    Las tarjetas de pago virtuales te brindan un mayor nivel de control y visibilidad sobre los gastos de tu equipo. Los presupuestos preestablecidos significan que no hay riesgo de gastar en exceso, por lo que es seguro proporcionar una tarjeta a cualquier empleado. Además, obtienes un control total sobre cómo se usa la cuenta. Puedes limitarlo a sitios específicos, restringir el gasto para establecer fechas o incluso establecer categorías de gasto para que cada tarjeta solo se pueda usar para ciertos tipos de gastos. Y si necesitas aumentar el presupuesto, puedes agregar más fondos en segundos. Una plataforma de administración de gastos como Soldo te brinda un nivel granular de control, que incluye establecer presupuestos y ver dónde se gasta el dinero para cada individuo, departamento, proyecto, equipo o tipo de gasto. Puedes establecer presupuestos diarios, semanales o mensuales, limitar cómo o dónde se gasta el dinero y ver cada transacción en un formato fácilmente exportable.
  4. Conciliación de cuentas simple
    Otro beneficio adicional de las tarjetas virtuales es que gran parte de su procesamiento de datos también se puede digitalizar. A diferencia de los métodos de pago como la caja de gastos menores o las tarjetas de crédito de empresa, las tarjetas virtuales no requieren un archivo de recibos físicos. Cualquier sistema que se base en la retención de recibos en papel es propenso a descuidarse, y el departamento financiero puede enfrentarse a una verdadera pesadilla si los datos están incompletos. Con una tarjeta virtual, toda la información de la transacción se almacena dentro de la aplicación asociada a la tarjeta. Y con el proveedor de tarjetas adecuado, estos datos de gastos se pueden exportar fácilmente al software de contabilidad. Eso significa que no perderá más tiempo clasificando pilas de papel.

Cómo las tarjetas virtuales de Soldo pueden beneficiar a tu negocio

El sistema de tarjetas de prepago de Soldo está diseñado pensando en las empresas. Esto incluye una serie de características que facilitan cada etapa del proceso de informes de gastos.

Integraciones más rápidas

Soldo se integra directamente con Xero, QuickBooks y NetSuite y otros programas parecidos, y puedes exportar todos los datos de gastos de tus tarjetas de prepago virtuales a cualquier otro sistema de contabilidad. Ver quién ha gastado qué es fácil, con transacciones asignadas a cada cuenta en lugar de mezcladas en un solo estado de cuenta.

Y no hay necesidad de largas sesiones de reconciliación de cuentas manual; todos tus datos de gastos se transfieren automáticamente a la aplicación de Soldo, para una fácil visualización desde cualquier lugar.

La versatilidad que necesitas

Con Soldo estableces las reglas sobre cómo se utilizan las tarjetas de prepago virtuales. Puedes dar a cada empleado su propia tarjeta con sus propias reglas de gasto, o crear una tarjeta que se bloquee automáticamente después de una sola transacción para un pago único, aumentando la seguridad al limitar el acceso a los fondos de la tarjeta.

Si los empleados alguna vez necesitan una recarga mientras están de viaje, puedes transferir fondos de forma remota desde la aplicación móvil Soldo o la plataforma web. Tu equipo no tendrá que verse con los bolsillos vacíos nunca más.

Afiliación Mastercard®

Las tarjetas de Soldo son proporcionadas por Mastercard®, lo que te brinda una enorme flexibilidad a la hora de gastar. Nuestras tarjetas Mastercard® prepago son aceptadas por más de 20 millones de comercios en más de 150 países, sin límites distintos a los que decidas. Aún mejor, no hay tarifas de tarjetas de prepago para transacciones nacionales.

Tarjetas de una moneda concreta

Si tienes miembros del equipo en el extranjero, las tarjetas de prepago de divisas de Soldo pueden hacerles la vida mucho más fácil. Si los empleados usan una tarjeta de débito o crédito en el extranjero, es posible que deban pagar cargos adicionales por transacciones o retiros. Este no es el caso de Soldo, ya que nuestra tarifa de cambio de divisas está fijada en 1%, que es más baja que la de muchos otros proveedores, y las tarjetas se pueden asignar de forma remota.

Tarjetas de combustible flexibles

Para las empresas que dependen de una flota de conductores, las tarjetas de combustible de Soldo ofrecen la máxima accesibilidad. A diferencia de muchas tarjetas de combustible tradicionales, no están conectadas a un proveedor de combustible específico, por lo que puede usarlas en cualquier estación de servicio y los conductores no necesitan perder el tiempo buscando sitios de combustible específicos.

Una solución completa

Nuestras tarjetas de prepago para empresas son parte de algo mucho más grande; de ​​hecho, un enfoque completamente nuevo para el gasto empresarial. Incluye tarjetas de prepago de plástico tradicionales junto con tarjetas virtuales, conectadas a una plataforma inteligente de gestión de gastos con potentes aplicaciones y software de generación de informes.

Desde que se procesa una compra hasta la conciliación de cuentas, Soldo está diseñado para simplificar cada paso del proceso de gestión de gastos. Soldo no es un banco, pero es el socio perfecto para optimizar tu cuenta corriente corporativa.

Empiece con las tarjetas de prepago virtuales de Soldo

Configurar Soldo es fácil y nuestra gama de paquetes tiene algo para cada negocio. No solicitamos una verificación de crédito y puedes estar listo y funcionando al día siguiente. Como todas las tarjetas Soldo, puedes solicitar una tarjeta virtual inmediatamente después de registrarte para obtener una cuenta.

Una vez te hayas registrado, inicia sesión en la plataforma web o la aplicación y:

      • Agrega un nuevo usuario o la cartera de la empresa (si es necesario).
      • Selecciona «Tarjetas» en el menú de la izquierda y, a continuación, elije «Crear tarjeta».
      • Selecciona una Tarjeta de usuario o una Tarjeta de empresa, luego siga el proceso.

Puedes realizar un seguimiento y administrar los gastos de la empresa desde cualquier lugar y en cualquier momento. Y si necesitas ayuda para configurarlo, nuestro amable equipo de expertos estará a tu disposición. Actualiza a un gasto corporativo más inteligente cambiándose a Soldo hoy.

Calificado como «Excelente» en Trustpilot por más de 1000 empresas

Apúntate online en un par de minutos y empieza a gastar en tal solo un día hábil.

Empieza

¡Vamos a encontrar el plan que más te interesa!

Empieza

Apúntate online en un par de minutos y empieza a gastar en tal solo un día hábil.

Sin verificaciones de crédito, sin tarifas ocultas, sin contratos fijos. Cancela en cualquier momento.

Registro completo

Necesitamos confirmar tu identidad y la dirección. Carga unos cuantos documentos y habrás terminado.

Añadir fondos

Carga dinero en tu cuenta para pedir tu tarjeta Soldo. Recíbela en 2 días hábiles.

Empieza a gastar

Compra online o en la tienda de forma segura con tu tarjeta sin contacto.

Lo que nuestros clientes piensan de nosotros

“Somos una empresa solidaria y siempre nos cuidamos unos a otros. Con Soldo, sé que mis conductores siempre cuentan con los fondos que necesitan y lo mejor es que no tengo que invertir mucho tiempo a final de mes. Además, ya…”

Karen Green, Titans Group
Operations Manager

«Desde que empezamos a usar Soldo, ha sido un gran alivio no tener que enviar correos electrónicos o llamar a los bancos cada dos por tres para pedirles que nos aumenten los límites de las tarjetas de crédito. Me encanta la…”

Dennis Koehler

Incluido en todos los planes de Soldo

Todo lo que necesitas para empezar

Tarjetas Soldo Mastercard®

Pide todas las tarjetas Soldo Mastercard® que necesites para empleados y departamentos. Millones de comercios de todo el mundo aceptan nuestras tarjetas sin contacto.

Consola web y aplicación móvil

Consulta los gastos en tiempo real en la consola web. Ve el saldo, guarda los recibos y gestiona las tarjetas en la aplicación para empleados.

Integración contable

Exporta los datos de las transacciones de tu cuenta bancaria para empresas a los principales programas de contabilidad con solo dos clics. Conecta los gastos a Xero y QuickBooks.

Transacciones gratuitas e ilimitadas

Las tarjetas bancarias prepago no tienen comisiones por las transacciones nacionales y nuestra comisión por cambio de divisas es de solo el 1 %.

Ingresos sin cargo

Añadir fondos a tu cuenta es gratis y el dinero estará disponible inmediatamente para gastarlo. Asigna fondos a las tarjetas según las necesidades de tu equipo.

Atención especializada

¿Necesitas ayuda? Nuestro atento equipo de atención al cliente está a tu servicio para ayudarte siempre que lo necesites.

Elige el plan que mejor se adapte a ti para ayudarte en la gestión de tus tarjetas virtuales

Escoge el plan que más se adapte a lo que tu empresa necesita.

Empieza en cuestión de minutos y cancela cuando quieras.

  Regulado por el Banco Central de Irlanda
  Funciona con cualquier cuenta bancaria de empresa
  Puntuación «Excelente» en Trustpilot
Start
0 €por usuario/mes
Hasta 3 usuarios y tarjetas
 
Un plan básico para iniciarte en la plataforma Soldo.
Pro
6 €por usuario/mes
Mínimo de 3 usuarios
 
Consigue una mayor flexibilidad para controlar los fondos y gestionar los gastos de la empresa.
Enterprise
Precio personalizado Usuarios y tarjetas ilimitados
 
Para medianas y grandes empresas que necesitan personalización, flexibilidad y apoyo específico.
Estos precios no incluyen IVA. Soldo Software Ltd gestiona la plataforma de software de Soldo. Soldo Financial Services Ireland DAC proporciona la cuenta de negocios y los servicios de pago de dinero electrónico, que están sujetos a tarifas adicionales por conceptos como la emisión de tarjetas y las retiradas de efectivo, entre otros. Consulta aquí todas las tarifas por servicios financieros y aquí los límites habituales.

Banner cards

Crea una cuenta gratuita y empieza ahora

Consigue todas las ventajas de una cuenta Soldo ahora

Empieza

FAQs

¿Qué es una tarjeta virtual?

Tal y como indica el nombre, la tarjeta virtual no es una tarjeta física, no se emite en un plástico como la tarjeta de crédito prepagada tradicional. No se puede comprar una tarjeta de débito virtual porque no está vinculada a una cuenta bancaria de la cual extrae fondos, y tampoco se asemeja a una tarjeta de crédito virtual prepagada porque no permite realizar el pago en cuotas o al mes siguiente.

La tarjeta virtual prepagada es muy cómoda, ya que puedes asignar fondos de forma digital, a través de un sitio web o aplicación móvil. Cuando los fondos se acaben, necesitarás recargar la tarjeta para poder continuar utilizándola.El número de tarjeta se genera de forma aleatoria y se asociará a una cuenta de gastos en la cual podrás depositar, ya sea a través de la web o mediante cajeros automáticos. Además, este tipo de tarjeta es una tarjeta prepago sin cuenta bancaria asociada, por lo que no incurrirás en descubiertos.

En el caso de Soldo, la cuenta de gastos es una tarjeta de prepago virtual que tus empleados pueden utilizar para realizar compras online. Como se genera de forma aleatoria, el origen de la tarjeta no puede ser rastreado, ofreciendo una capa de protección adicional a las transacciones y a la empresa.

¿Cómo obtengo una tarjeta virtual?

Para obtener una tarjeta virtual solamente necesitas contactar a un proveedor de tarjetas de crédito. La mayoría de los proveedores bancarios exigen una investigación previa del crédito de la empresa y los titulares de la cuenta de gastos, así como una tarjeta de crédito física para otorgar una tarjeta virtual.

No obstante, si optas por una tarjeta de prepago virtual no sólo no necesitarás realizar una investigación de crédito a cada empleado al cual le otorgas una tarjeta. Asimismo, con la tarjeta de prepago virtual para empresas Soldo no corres riesgo de fraude por parte de tus empleados, ya que el límite de fondos está establecido, así como reglas específicas de uso.

¿Qué beneficios ofrece una tarjeta de prepago virtual?

Comprar una tarjeta prepago es una forma sencilla y muy eficiente de gestionar los gastos de los empleados, proteger la liquidez de la empresa y las cuentas corporativas, ya que ofrece un método de pago electrónico seguro.

Las tarjetas virtuales prepagadas que ofrece Soldo mejoran la experiencia del usuario y simplifican el proceso de gestión de gastos corporativos y de los empleados. Permiten realizar un seguimiento exhaustivo de los gastos deducibles de cada empleado, en tiempo real, monitoreando cada compra al momento de realizarse, en lugar de una vez completada la transacción.

Asimismo, ofrecen una forma confiable y cómoda de unificar todos los datos de los empleados en reportes precisos, eliminando posibles sorpresas a finales de mes para el departamento de finanzas de la empresa. Los contables no solo podrán pasar menos tiempo procesando notas de pago, sino que además la plataforma de Soldo permite analizar los gastos de la empresa y reconocer patrones de gastos. Así, es posible identificar gastos innecesarios, establecer presupuestos tomando en cuenta los gastos anteriores y cargar la tarjeta con montos más precisos.

Al utilizar una tarjeta de prepago virtual de Soldo, los empleados son más responsables en sus compras por internet, y cada gasto ahora podrá ser registrado al instante y formará parte de los reportes de la aplicación.Ya no es necesario guardar los comprobantes hasta finales del mes: con Soldo puedes tomar una foto del comprobante y subirlo a la plataforma junto a los detalles de la compra.

Si bien existen varias opciones de tarjetas de prepago en España, Soldo cuenta con planes especiales adaptados a las necesidades de cada organización, así como la transferencia y depósito libre de comisiones y la posibilidad de habilitar o cancelar tarjetas monedero al instante. Crea tu cuenta, selecciona el plan de Soldo más conveniente para tu empresa y empieza a sacar provecho a todas las funcionalidades que ofrece hoy mismo.

¿Es Soldo una cuenta bancaria de empresa?

No. Soldo te proporciona funciones adicionales para gestionar los gastos que complementan tu cuenta bancaria de empresa, en lugar de reemplazarla. Puedes utilizar tus tarjetas Soldo para separar los gastos financieros del personal de los fondos principales de la empresa, así como para acceder a unas funciones nuevas y muy potentes que no ofrecen los proveedores de servicios bancarios.

Quizás también te interese…