Tarjeta de crédito prepago, ¿existe algo así?

Conoce las diferencias entre las “tarjetas de crédito de prepago”, es decir tarjetas prepago y las tarjetas de crédito, y descubre cómo tu empresa puede beneficiarse de una mayor visibilidad y control sobre los gastos. 

Empezar

Tarjetas prepago y de crédito: ¿cuál es la mejor para controlar el gasto de tu empresa?

Esta pregunta surge a raíz de la necesidad de controlar los gastos de empresa de una manera más sencilla y más eficiente, sin tener que navegar entre hojas y hojas de datos cada mes, complicándole la vida al departamento financiero que se encarga de la contabilidad.

Antiguamente, hemos llamado a cualquier tarjeta de pago “tarjeta de crédito”. Incluso hoy en día, hay mucha gente que sigue llamándolas así, aun cuando se refieren a una tarjeta de débito o incluso de prepago. Vamos a desgranar las principales diferencias entre los tipos de tarjetas de pago disponibles en el mercado.

Tarjeta de crédito

Las tarjetas de crédito siempre han sido la joya de la corona de las entidades financieras. La comodidad principal es que te permiten aplazar tus pagos del mes corriente al siguiente, pero también ofrecen diversas ventajas en forma de promociones, puntos, descuentos exclusivos y otros beneficios dependiendo del banco o la naturaleza de la tarjeta.

La desventaja es clara. Si quieres utilizar una tarjeta de crédito para que tus empleados puedan realizar sus gastos en relación con la actividad empresarial, registrar cada uno de ellos y hacer un resumen mensual, trimestral o anual, puede ser una labor de titanes. Además, la visibilidad de los gastos es muy limitada con las tarjetas de crédito y tienes poco control sobre los gastos una vez que le hayas dado la tarjeta de crédito a un empleado.

Tarjeta de débito

La tarjeta de débito no aplaza los pagos como una tarjeta de crédito, ya que los gastos se deducen directamente del saldo que tengas en la cuenta. Puede ser una buena opción ofrecer una tarjeta de débito a tus empleados si lo que buscas es algo más de inmediatez. Algunas entidades bancarias ofrecen promociones adicionales por disponer de una, sobre todo bonificaciones a los más jóvenes.

Sin embargo, el inconveniente en el control de gasto por parte de la empresa es parecido a lo que ocurre con las tarjetas de crédito, y es que tendremos que realizar todas las anotaciones con muchísima información a filtrar, clasificar y ordenar. Por otro lado, estarías dando a tus empleados el acceso directo a los fondos de tu cuena corriente de empresa, algo nada recomendable.

Tarjeta de prepago o tarjeta monedero

Una tarjeta de prepago o tarjeta monedero se puede utilizar para realizar compras en tiendas y online, para pagos online y, generalmente, en cualquier sitio donde se acepte el pago con una tarjeta. Para poder utilizarla, previamente hay que cargar fondos en la tarjeta prepago. Solo se puede gastar el saldo depositado en la misma, preveniendo de esta manera el gasto excesivo. Tampoco hay ningún crédito involucrado.

La recarga de una tarjeta prepago es tan simple que, en un solo clic, puedes volver a depositar fondos en ella, desde cualquier sitio.

Tarjeta virtual

Todas las tarjetas anteriormente citadas pueden ser también tarjetas virtuales. Que una tarjeta sea virtual implica que no hay plástico de por medio, es decir, no se trata de una tarjeta física sino una tarjeta que se muestra en una pantalla. La puedes usar para todo tipo de compras tanto en un comercio como en internet.

El auge de las tarjetas prepago

Las empresas y los negocios están cambiando a velocidad de crucero, sobre todo cuando se trata de las nuevas tecnologías y el trabajo remoto. Es más, todavía son muchos los empresarios y los trabajadores que buscan nuevas soluciones para controlar las finanzas de la empresa ahora que necesitamos tener todo en una misma pantalla.

Es así como las tarjetas de crédito, las tarjetas prepago, las tarjetas de débito y cualquier otro tipo de instrumento para pagar u ofrecer saldo a los trabajadores, están cambiando su forma de operar, ya sean aquellas provenientes de entidades bancarias más tradicionales o aquellas ofrecidas por otras compañías.

No obstante, el cambio más grande lo vemos en las tarjetas prepago, que están evolucionando desde las tarjetas de crédito de toda la vida para convertirse en una novedosa herramienta y casi indispensable.

Servicios adicionales que acompañan a algunas tarjetas prepago

Cuando hablamos de tarjetas prepago, tenemos a nuestra disposición aquellas conectadas a entidades bancarias, o aquellas ofrecidas por entidades externas especializadas en ello.

En el caso de algunas marcas que se dedican exclusivamente a las tarjetas prepago para empresas, la diferencia más notable es que no están vinculadas a una cuenta corriente de empresa, y que ofrecen multitud de servicios complementarios para el control del gasto como: automatización, comodidad, elaboración de informes personalizados, organización automática en categorías y un largo etcétera.

Este tipo de tarjetas está en auge, ya que son estos servicios complementarios los que marcan realmente la diferencia con respecto a las tarjetas de crédito y de débito más tradicionales.

Las funciones avanzadas que ofrecen las tarjetas prepago de Soldo

Cuando pensamos en una tarjeta prepago tenemos que ir más allá e imaginarnos las posibilidades que se nos pueden abrir a la hora de contratar una, porque, como hemos dicho, más que la tarjeta en sí, son los servicios que la rodean. En Soldo te ofrecemos los siguientes beneficios añadidos:

Asignación de presupuestos en tiempo real

Puedes controlar los gastos mediante la asignación de presupuestos y reglas específicos. De esta manera, puedes controlar cuánto se ha gastado, cuándo, dónde y quién lo ha hecho. Todo ello puede consultarse en tiempo real mediante la aplicación móvil o la plataforma web.

Automatización en la administración del gasto

Las funciones inteligentes de toda la plataforma de Soldo registran las transacciones para que toda la información pertinente se almacene en la plataforma. Esto se traduce en un gran ahorro de trabajo administrativo gracias a la categorización y la gestión automática. Adicionalmente, los empleados pueden hacer fotos a las facturas o tickets y el software traslada los datos de gastos, la categoría y más información directamente a la plataforma o la aplicación móvil. Tiempo ahorrado significa dinero ahorrado.

Integración inteligente con sistemas de contabilidad

Ya no hace falta introducir todos los datos de contabilidad de manera manual, lo que ahorra muchas horas de trabajo al departamento de contabilidad y a la empresa en su conjunto. Un plus añadido es la integración con los programas de contabilidad más utilizados, como son Sage, QuickBook, NetSuite, Xero y otros.

Sin comisiones nacionales

Las tarjetas prepago de Soldo no tienen comisión por  transacciones domésticas y únicamente cobran un 1% para las transacciones extranjeras.

Atención al cliente dedicada

Para cualquier duda, incidencia o sugerencia, puedes contar con un servicio de atención al cliente dedicado que ofrece seguridad y soporte en todo momento. Tus empleados pueden sentirse seguros allá donde estén.

Es hora de simplificar el gasto; adaptarse, en los tiempos que corren, lo es todo. Únete a Soldo aquí, y ¡comienza a funcionar desde el primer día!

Preguntas Frecuentes

¿Cómo se recarga una tarjeta de crédito prepago?

El proceso preciso para agregar dinero a una tarjeta de crédito de prepago depende de tu proveedor. Con Soldo, realiza una transferencia bancaria para agregar fondos a su monedero de empresa. Luego, puedes enviar ese dinero a cualquier tarjeta individual a través de la plataforma o aplicación móvil de Soldo. Puedes realizar recargas en cualquier momento y el pago se procesará al instante. Obten más información sobre las tarjetas de prepago aquí.

¿Una Mastercard prepago es una tarjeta de crédito?

No. Las tarjetas prepago son diferentes a las tarjetas de crédito. Técnicamente, el término «tarjeta de crédito prepago» es incorrecto, ya que las tarjetas de prepago no requieren verificación de crédito ni ofrecen ningún tipo de servicio de crédito. Para usar una tarjeta prepago, debes cargar dinero en ella por adelantado y puedes gastar solo la cantidad existente en ella.

Cuando usas una tarjeta prepago, estás gastando solo el dinero depositado en la misma, no el dinero de tu cuenta corriente de empresa. Puedes usar tarjetas prepago para realizar compras online o en tienda, para pagar servicios o productos como viajes, combustible, comestibles y suministros de oficina. También puedes retirar dinero de cajeros automáticos igual que lo harías con una tarjeta de débito o crédito.

Debido a que las tarjetas prepago no están vinculadas a tu cuenta corporativa es un método menos vulnerable a la piratería y es mucho más seguro que llevar dinero en efectivo. En caso de robo, simplemente puedes congelar las tarjetas y los activos estarán protegidos.

¿Cómo comprar una tarjeta de crédito prepago?

Puedes comprar tarjetas prepago para tu negocio a través de un proveedor como Soldo. Todo lo que necesitas hacer para comenzar es elegir un plan, completar algunos detalles y decidir cuántas tarjetas necesitas. Luego, una vez que hayamos aprobado tu solicitud, te enviaremos las tarjetas para que cargues fondos en ellas.

¿Cuál es la diferencia entre una tarjeta de prepago de Soldo, una tarjeta de crédito y una tarjeta de débito?

A diferencia de una tarjeta de débito o de crédito, una tarjeta de prepago de Soldo no está vinculada a una cuenta bancaria. Cuando utilizas Soldo, tus empleados están gastando sólo el saldo que ya cargaste en sus tarjetas. El riesgo de gasto excesivo no existe porque no pueden gastar más dinero del que se ha cargado en la tarjeta ni tampoco hay crédito involucrado. Es un sistema mucho más seguro y permite un mayor control sobre el gasto.

Soldo ofrece una alternativa a la tarjeta de empresa tradicional

Con un funcionamiento similar a las tarjetas monedero para empresas, las tarjetas de prepago de Soldo ofrecen una alternativa segura, en la que puedes limitar los fondos y controlar las expensas.

Control en tiempo real 

Visualiza todos los gastos al momento, asigna o apaga tarjetas y define límites de gasto concretos.

Recarga sobre la marcha

Asigna tarjetas de prepago y recarga al momento estén donde estén tus empleados.

Automatización de la gestión 

Todo en un mismo sitio, organizado y fácil de localizar. Deja que Soldo trabaje por ti.

Funciones avanzadas más potentes que las de un banco tradicional

tarjetas prepago Mastercard®

Tarjetas de prepago Mastercard®

Pide tarjetas reales o virtuales para cualquier empleado, departamento o sitio en solo unos clics.

reglas tarjeta crédito prepagada

Presupuestos y reglas integrados

Define reglas personalizadas que rigen cuánto se puede gastar y dónde en una sola tarjeta.

aplicación gastos tarjeta prepago

Aplicación móvil para empleados

Comprueba los saldos y gestiona las tarjetas; captura los recibos, el IVA y más en el punto de venta.

gestión comprar tarjetas prepago

Consola web y aplicación móvil

Comprueba el gasto en tiempo real en la consola web. Consulta saldos, captura recibos y gestiona tarjetas en la aplicación para empleados.

tarjetas prepago integracion ERP

Integración contable

Exporta e importa datos de transacciones en tu programa de contabilidad.

transacciones tarjetas prepago

Transacciones gratuitas e ilimitadas

Las tarjetas Mastercard® de Soldo no tienen comisión para las transacciones nacionales y nuestra comisión de cambio por moneda extranjera está fijada solo al 1 %.

“Soldo ha sido una gran incorporación a nuestro equipo de finanzas. Ahora nuestros usuarios de confianza pueden tomar decisiones sobre el gasto, mientras nosotros podemos supervisarlo y controlarlo todo desde el portal del administrador.”

Martyn Sexton
Gestor financiero en Secret Escapes

“Antes dedicaba 6 días al mes a contabilizar los pequeños gastos y a conciliar las tarjetas de crédito. Ahora solo tardo medio día. ¡Soldo nos hace ahorrar tiempo! Es una plataforma muy flexible que me hace la vida mucho más fácil.”

Sandra Curran
Coordinadora de compras en Making Space

Quizá también te interese…